2009 - FACH

A C L A R A C I O N

Ante los graves errores e inexactitudes en que incurre un artículo del Diario El Mercurio, sobre la compra del avión de transporte estratégico Boeing 767-300ER, publicado el día domingo 19 de abril de 2009, la Institución se hace el deber de puntualizar lo siguiente:

1.- En una falta de acuciosidad inexcusable, se hacen una serie de afirmaciones que son absolutamente erróneas. Entre otras, se equivoca con respecto a que el avión adquirido por la FACh haya experimentado dos accidentes aéreos previamente, se equivoca además sobre el costo del avión y respecto a la oferta de EADS.

2.- El reportaje afirma que el avión adquirido por la Institución sufrió dos accidentes mientras estuvo volando en líneas aéreas comerciales. Esta información no es efectiva, ya que las aeronaves mencionadas en el articulo no corresponden a nuestro avión institucional.

Al respecto, cabe señalar que los aviones Boeing 767 cuentan con diferentes modelos y además cada avión tiene un número de serie único (MSN Manufacter Serial Number), que lo mantiene inalterablemente durante toda su vida útil. En este caso en particular, el avión que adquirió la Fuerza Aérea de Chile tiene el modelo 3Y0ER, cuyo número de serie es el MSN 26205, El avión, que según el artículo aparece accidentado cuando voló de Johannesburgo a Londres, tiene el número de serie MSN 26200 y el de Canadá, su MSN es 24948. En la actualidad, ambos aviones vuelan en lineas aéreas comerciales.

3.- La información también consigna que este avión operó en la línea aérea Virgin Nigeria durante el año 2006 y aduce críticas al sistema de mantenimiento por la escasa seguridad aeroportuaria que, según el artículo, habría en ese país.

No obstante, cabe hacer notar que la compañía propietaria de este Boeing 767 era Euroatlantic Airways de Portugal, que arrendó el avión a la linea aérea Virgin Nigeria. Este arriendo no desvinculaba a la empresa Euroatlantic del mantenimiento de este avión, de acuerdo a las regulaciones internacionales que rigen la materia. La empresa propietaria sigue siendo responsable ante la autoridad aeronáutica de su país de los certificados de aeronavegabilidad del avión, por lo tanto, el que haya estado operando en Nigeria no afecta la calidad de su mantenimiento.

Por otra parte, se alude a que entre agosto de 2007 y julio de 2008, este avión habría realizado sólo 8 vuelos, Sobre el particular, todo conocedor en aeronáutica sabe que no importa cuántas veces un avión haya volado, sino que lo importante es el estado operacional y de mantenimiento en que se encuentra. Las aeronaves no sólo están sometidas a un régimen de mantenimiento por las horas de vuelo que realizan, sino también por los periodos de tiempo cuando no han sido voladas.

4.- Con respecto a la mantención técnica de este avión en Chile, la Institución precisa que ésta la realiza la empresa Lan y en estos días se espera formalizar el contrato de mantenimiento, cuyas negociaciones se iniciaron antes que el avión llegara a nuestro país. Tanto es así que esta empresa ha efectuado los mantenimientos de linea y de apoyo mientras ha operado el avión en Chile, situación que la Institución valora y agradece.

En relación a la falla del motor, la reparación mayor de un motor de estas características se realiza en centros especializados del fabricante, Según información técnica del fabricante, los motores del avión 767 adquirido por la institución no deberían ingresar a un mantenimiento mayor a lo menos en 15 años más, Lo que le sucedió a nuestro avión de transporte estratégico en su viaje a Rusia fue un imprevisto, que sucede en los aviones sin importar sus horas de vuelo.

5.- En relación al costo de la aeronave, es necesario precisar que no costó 58 millones de dólares como lo afirma el artículo, sino que 45,4 millones, lo que incluyó el mantenimiento y pintura, tarea que fue realizada por Varig Ingeniería y Mantenimiento (VEM) en Brasil antes de su entrega.

6.- El reportaje consigna que EADS ofrecía 2 aviones Airbus 310, garantizados por 3 años. Respecto a este punto, dichas aeronaves también eran usadas y lo único que era objeto de una garantía por 3 años era el trabajo de modificación de pasajeros a carguero y reabastecedor de combustible, lo que no significaba una garantía por la aeronave de segunda mano. Además la oferta de estos aviones hecha por EADS-CASA, no cumplía con los requerimientos operacionales establecidos por nuestra Institución.

Por otra parte, el artículo menciona que la empresa EADS podría haber tenido en junio del 2008 disponible un avión para enviar a Chile, En rigor aconteció que la aeronave que presentó la empresa no reunía las características técnicas y de configuración que la FACh requería.

7.- Además de lo anterior, se hace necesario precisar otros puntos, tales como que la periodista señala que la Fuerza Aérea adquirió un motor usado y en otro párrafo aparece que uno nuevo. Sobre el particular, es preciso aclarar que la Institución adquirió un motor usado por un costo aproximado de 4 millones de dólares.

En otro aspecto de la información, se cuestiona si la FACh pudo conocer todos los antecedentes referidos al avión antes de hacer la compra. Al respecto, es necesario que la opinión pública tenga certeza que la Institución tuvo acceso a todo el historial del Boeing 767 MSN 26205, lo cual permitió elegirlo como la mejor opción que en esos momentos había en el mercado para aviones de segunda mano, en atención a los recursos disponibles.

Más aún, antes de su adquisición, la Fuerza Aérea de Chile contrató la asesoría de la empresa The Boeing Company, para que desde un punto de vista del fabricante verificara la condición y la documentación técnica en que se encontraba la aeronave, informe que resultó ser positivo.

8.- Por otra parte, causan extrañeza y molestia las afirmaciones peyorativas, simplistas y sin base técnica, formuladas por un analista, respecto al proceso de adquisiciones para un avión de transporte estratégico, en circunstancias que éste ha sido efectuado de acuerdo a los requerimientos de la Institución y avalados por sus profesionales y empresas externas, tales como The Boeing Company y Lufthansa Technics, participantes en diferentes etapas del proceso,
Finalmente, la Fuerza Aérea deja en claro que sus adquisiciones son producto de un trabajo serio, técnico y acucioso, realizado por sus profesionales, considerando que los recursos asignados para esta Institución son de todos los chilenos. Asimismo, declara que se reserva el derecho de emprender acciones legales, toda vez que se ha causado un enorme daño a la imagen de la Institución. 
Fuerza Aérea de Chile

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada